miércoles, 18 de junio de 2014

Película: In-actividad paranormal

Dirección: Michael Tiddes
Actores: Marlon Wayans, Jaime Pressly, entre otros
Género: Comedia
Origen: Estados Unidos, 2014
Duración: 86 minutos
Apta para mayores de 16 años
Estreno en Argentina: 12.06.14

Sólo para fanáticos y seguidores.

El protagonista es el actor, productor, escritor y director norteamericano Marlon Wayans, conocido por sus trabajos en: “¿Y dónde están las rubias?”(2004); "Scary movie 2: Otra película de miedo" (2001); "Una película de miedo" (2000); entre otras, y una vez más vuelve a la parodia. La anterior obtuvo una recaudación aceptable, ahora vuelve satirizando otras películas y si esta obtiene la aceptación de los espectadores se viene una tercera parte.
Ahora llega con una mujer diferente, Megan (Jaime Pressly), esta tiene dos hijos, Becky (Ashley Rickards), que es algo dark y Wyatt (Steele Stebbins),el niño que se contacta rápidamente con fantasmas que habitan en la casa,  no existen demasiadas sorpresas en esta” In-actividad paranormal” o “¿Y dónde está el fantasma 2?”, en esta nueva entrega, que carece de un sólido guión, comienzan a parodiarse películas como: “Sinister”, “La posesión”, "El Último Exorcismo: Parte II", “La conjuración” e incluso los “Paranormal Activity”.
El dueño de casa pronto siente que no se encuentra solo, a través de las grabaciones de distintas situaciones se encuentra con presencias y objetos demoniacos; una de las personas que habita la casa pronto se encuentra poseída por un espíritu maligno, de esta forma aparece un cura ex convicto, el Padre Williams (Cedric the Entertainer), para exorcizar el demonio que habita en su novia antes de que arruine la relación y su vida sexual. Además de los que ya mencionamos en los roles principales,los actores secundarios que participan en distintas escenas son: Essence Atkins y Dave Sheridan y Gabriel Iglesias, entre otros.
Se continúa con la misma estructura como falso documental, contiene un abuso en este caso de cámara en mano, los chistes son típicos de los que caracterizan a estas historias, una serie de exabruptos y apología al consumo de drogas, como se referencia a una película en particular en varias secuencias del film. Resulta  infaltable la muñeca Abigail, con quien mantiene varios gags, muchas de las escenas son muy gritadas configurando otro de los excesos, como así también lo escatológico, el sexo, chistes racistas, misóginos, humor burdo y chabacano. A la historia le sobra media hora, y aunque la crítica no la favorezca eso no interesa demasiado porque en  la primera de la saga y con un presupuesto de 2,5 millones de dólares aproximadamente recaudaron más de 60 millones, por lo tanto mientras los números den la historia continuará.

Mi Opinión: Mala
Por: Susana Salerno

1 comentario:

  1. Es increíble que se siga gastando dinero en basura.Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en esta página.