jueves, 8 de agosto de 2013

Película: El conjuro

Dirección: James Wan
Actores: Vera Farmiga, Patrick Wilson, entre otros
Género: Terror
Origen: Estados Unidos, 2013
Duración: 112 minutos
Apta para mayores de 16 años

Otra historia atrapante de casas embrujadas y exorcismos.

Las películas de terror que se encuentran “basadas en una historia real” suelen ser del agrado de los espectadores a la hora de elegir en la cartelera y  es bastante efectivo todo lo que se encuentre relacionado con lo sobrenatural.
En este tipo de historias se pueden sumar fantasmas, monstruos, asesinos seriales, posesiones de todo tipo en algún cuerpo, objetos y casas. A lo largo de los años resultan inolvidables varias películas del género, surge el homenaje  y en esta nueva historia se realizan algunas referencias a películas como: “El bebé de Rosemary” (1968) de Polanski; “Poltergeist” (1982) de Tobe Hooper; “Chucky el muñeco diabólico” (1988) de Tom Holland;  “Los pájaros” (1963) de Alfred Hitchcock; “Actividad Paranormal”; El Exorcista (1973) William Friedkin (varias historias siempre la referencian); entre otras.
Este director de cine malayo James Wan (36), cuya obra más conocida es la película “Saw” más popular como“El juego del miedo” (ya va por la séptima) además de: “Sentencia de muerte” (2007), “La noche del demonio” (2010); entre otras, es un conocedor del género y del gusto de los espectadores.
Todo comienza con un prólogo ambientado en 1968, donde tres adolescentes relatan una serie de hechos demoniacos relacionados con una muñeca llamada Anabella. Pasan unos años y vemos al matrimonio Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga), dando charlas y continuando con sus tareas como expertos en fuerzas demoniacas, cazafantasmas, entendidos en fenómenos paranormales y demás yerbas, ella además es clarividente.
Ellos se terminan relacionando con la familia Perron. Carolyn, Roger  (Lili Taylor y Ron Livingston)  y sus cinco hijas se acaban de mudar a una casa en busca de tranquilidad, pero suceden una serie de hechos vinculados con las fuerzas del mal. Algo pasó en ese lugar, un reloj que se detiene a las 3:07, infaltable el sótano y otros ambientes detrás de las paredes. A raíz de esto la familia Warren también se encuentra amenazada.
Varias escenas ya la vimos en otras películas del género, (exorcismo con biblia, agua bendita y versos en latín,  seres que vomitan sangre, una crítica a la iglesia-se dice que  fueron elegidos por el demonio porque sus hijas no fueron bautizadas y no asisten a la Iglesia Católica-) aunque algunas escenas están logradas,  mantiene al espectador tenso en gran parte de su desarrollo, no logra mantenerlo hasta el final.  Tiene todos los clichés del género de terror, se busca constantemente el salto en la butaca, sorpresas y alguna que otra vuelta de tuerca.

Mi Opinión: Buena
Por: Susana Salerno


1 comentario:

  1. En lo personal, estoy de acuerdo con la nota, las películas basadas en hechos reales me atraen demasiado, a pesar de que este género no me encanta. El conjuro tiene un argumento y una producción que me encantó.

    ResponderEliminar