jueves, 6 de febrero de 2014

Película: 12 años de esclavitud

Dirección: Steve McQueen
Actores: Chiwetel Ejiofor, Michael K. Williams, entre otros
Género: Drama
Origen: Estados Unidos/Reino Unido, 2013
Duración: 134 minutos
Apta para mayores de 16 años
Estreno en Argentina 06-02-14

Una dura historia sobre el racismo y la crueldad. "No quiero sobrevivir, quiero vivir”. -Solomon Northup.

Esta historia basada en hechos reales se desarrolla en 1841, en los años previos a la Guerra Civil de Estados Unidos, el tema que aborda es el racismo, que al igual que el holocausto y la dictadura militar, son tramas bastante trilladas pero siempre resultan  duras, dolorosas y crueles. Muchos recordarán en 1977 la serie “Raíces” y películas  como:"El color púrpura", "Amistad", "Gloria", entre otras. A los espectadores casi siempre los lleva a la reflexión y  al análisis. Una vez más este texto tiene mayor peso porque el protagonista Solomon Northup, existió y escribió un libro sobre su experiencia como esclavo a mediados del siglo XIX.
La trama gira en torno a Solomon Northup (Chiwetel Ejiofor, “Niños del hombre”), un negro libre y respetado por su comunidad, con un talento especial dado que toca el violín, el vive feliz con su familia en Saratoga Springs (estado de Nueva York). Se relaciona con dos bandidos que le prometen un buen trabajo en Washington y termina siendo transportado al estado sudista (Louisiana), ahora en condición de esclavo.
Así comienza su calvario y será propiedad de: el terrateniente Ford (Benedict Cumberbatch, “Star Trek: en la oscuridad”); Juez Turner (Bryan Batt) y el peor Edwin Epps (Michael Fassbender), un déspota que justifica todo maltrato a través de la Biblia, cruel, despreciable, sádico, odiable, tiene una mirada fría, comete todo tipo de injusticias, abusos, violaciones y barbaridades. Otros malvados son: el capataz de la plantación, Tibeats (Paul Dano, "Looper: Asesinos del futuro") que lo castiga por satisfacción y  Freeman (Paul Giamatti) el vendedor de esclavos.
El cineasta británico Steve McQueen (44) es un hombre de color, parte de su familia fueron esclavos, y este es un homenaje que le hace a Solomon Northup, como así también a todas aquellas personas que sufrieron esa época. Logra realizar una historia potente, con imágenes brillantes, tan bellas como poderosas y provocativas, una gran puesta en escena, perfecta ubicación de la cámara capturando a cada uno de los personajes, reflejando el horror y la crueldad, no se prohíbe de mostrar o sugerir nada, ni una humillación, ni un golpe. Además cuenta con una estupenda fotografía: esos pantanos, los cálidos tonos de amaneceres y atardeceres,  le otorga un toque poético, triste, al igual que su música maravillosa. Correcta ambientación, vestuario y maquillaje, pero le sobran unos 20 minutos.
Vuelve a trabajar con  su actor fetiche, el talentoso Michael Fassbender  como en: “Hunger” (2008) sobre la huelga de hambre irlandesa de 1981 y  “Shame: sin reservas” (2001), habla de un hombre adicto al sexo. Ahora para este nuevo personaje busco en su voz un  tono sureño, una gran actuación como ese ser despreciable, que se desahoga con los negros volcando todas sus frustraciones y odios, se enamora de una joven esclava Lupita Nyong'o la trata salvajemente y demuestra su poder ante su esposa Mistress Epps (Sarah Paulson) y ante todos los que lo rodean. Se encuentra nominado como Mejor actor de reparto para los Premios Oscar.
El protagonista Chiwetel Ejiofor (nominado como Mejor Actor), transmite su tristeza, sus ojos reflejan todo su dolor, de ese hombre que perdió su identidad, ama a su familia e intenta volver a ella pese a los obstáculos. Como actores secundarios  impecables los trabajos de :Paul Giamatti;  Sarah Paulson; la casi debutante Lupita Nyong'o, nominada como Mejor Actriz de reparto, en su papel como esa joven esclava, expresa mucho en su rostro y  una actuación asombrosa; el productor Brad Pitt es Bass el blanco bueno y  un elenco brillante.
Este es un film efectista donde el tema de la esclavitud es una de esas heridas y de esas vergüenzas que aún no se superan, el espectador siente cada escena, ese infierno, el calor de los pantanos,  hasta se identifica y se involucra. Emotiva  y que da como resultado esas películas que no se olvidan, además se muestra como era la economía en esa época, las complicidades, queda al descubierto lo peor del ser humano y la historia deja varios mensajes. Es muy posible que se lleve el premio de la Academia de Hollywood de este año.

Mi Opinión: Muy Buena
Por: Susana Salerno

1 comentario:

Gracias por participar en esta página.